Volver arriba

Renault 19

Cambio de flexibles de freno delanteros

Con los años que tienen nuestros R19, seguramente ya se hayan cambiado los flexibles de freno delanteros mas de una vez. Debido al movimiento que hacen las ruedas al girar la dirección, son los que mas sufren. La mayoría de las veces el cambio se realiza cuando la goma del flexible se cuartea, si es que tenemos la suerte de detectar el problema a tiempo... Otras veces, por no dedicarle unos minutos a nuestro querido auto, lo usamos y lo usamos, hasta que un día el flexible de freno se rompe, revienta, nos quedamos sin frenos, y bueh...

 

Materiales necesarios:

  • FLEXIBLES DE FRENO ORIGINALES. Si, lo pongo el mayúscula porque tienen que ser los originales. Estamos hablando de los frenos del auto y con eso no se jode. Los flexibles de freno alternativos se cuartean al año, tienen fugas, y cuando frenamos fuerte el flexible se expande, por lo que el pedal de freno se siente esponjoso (como si tuviera aire el circuito de freno). Los originales los pueden conseguir en alguna buena casa de repuestos Renault (ej.: Av. Francisco Beiró 5420, Cap. Fed.). A Septiembre/2018 tienen un costo de $300 c/u. Nro. de pieza: 77 00 832 611

 

  • WD-40
  • Llave de 8mm
  • Llave de 11mm
  • Llave inglesa
  • Llave para caños o tipo Stilson
  • Envase chico de líquido para frenos tipo DOT3 o DOT4 (con un envase de 200ml alcanza)
  • Manguerita transparente para purgar los frenos

Lo primero es aflojar los bulones de las ruedas, levantar el auto, colocar trípodes de seguridad, y retirar la rueda. Hecho esto, rociaremos con WD-40 las roscas donde se une el flexible de freno a la línea metálica de freno. Se suelen agarrar muy fuerte y puede ser una complicación bastante grande poder aflojarlo.

Dejar que el WD-40 actúe por media hora o mas.

 

Ahora es momento de la verdad... hay que lograr aflojar la tuerca de la línea de frenos que se une al flexible. El flexible viene con un estriado que se fija a la carrocería, y con una simple llave de 11mm sería mas que suficiente, pero casi nunca sucede lo simple... Para evitar que el estriado del flexible se revire, es necesario sujetarlo en su parte metálica con una llave de caños. Posiblemente se marque o se termine rompiendo el flexible, pero no importa dado que lo vamos a cambiar.

Ahora si se puede hacer fuerza con la llave de 11mm y terminar de aflojar la tuerca. Va a empezar a gotear líquido de frenos, por lo tanto coloquen muchos trapos debajo para no hacer un desastre.

 

Quitada la tuerca superior, ahora se afloja la parte inferior del flexible, donde se une con la mordaza de freno.

 

El proceso de armado es exactamente a la inversa. Primero se ajusta el flexible en su parte inferior (en la mordaza de freno), luego se ajusta la tuerca que lo une a la línea de frenos. El nuevo flexible debe quedar en una posición natural, no tiene que quedar enroscado ni muy doblado. Prueben girar las ruedas de lado a lado y ver que el flexible no se enganche ni roce contra el amortiguador ni la carrocería.

Realizar el mismo trabajo en la otra rueda, y finalmente seguir con el purgado.

 

Purgado del sistema

Si el cambio de flexibles lo hicimos rápidamente, no se debería perder mucho líquido de frenos y la purga va a ser fácil.

  1. El motor debe estar apagado.
  2. Rellenar el deposito de frenos con liquido al máximo y vigilar que el deposito no se vacíe durante la operación de purgado (volver a rellenar en el caso). Dejar la tapa del deposito abierta.
  3. Insertar la manguerita en el purgador del caliper como se ve en la foto de arriba.
  4. Aflojar el purgador con la llave de 8mm. Indicarle a un ayudante que pise el pedal hasta el fondo. Una vez que el ayudante llego hasta el fondo, cerrar el purgador e indicar al ayudante que suelte el pedal. Volver a repetir la secuencia dos o tres veces, hasta que no se vean subir burbujas por la manguerita (por eso es importante usar una manguera transparente).
  5. Repetir la operación sobre la otra rueda, comprobando, que el deposito de líquido de frenos esté lleno para que no entre aire en las cañerías. Terminada la operación, rellenar el deposito hasta el nivel indicado.