Volver arriba

Renault 19

Login

Hay 43 invitados y ningún miembro en línea

Cambio de silenciador trasero

Aquí van a aprender a cambiar el silenciador trasero, mas comúnmente llamado “muffler”. Es el que se encarga en mayor parte de atenuar el sonido del escape, es por ello que cuando se rompe, el auto comienza sonar como lata.

Herramientas necesarias:
- El nuevo muffler, puede ser uno deportivo también ($70 el original, Casas de escapes)
- Llave 13mm
- WD-40

Para comenzar, debemos levantar el auto por su parte trasera, del lado conductor y quitar la rueda. Ahí nos va a quedar bastante a la vista el muffler. Es necesario meterse debajo del auto, así que nunca confiar en un críquet!!!, usar siempre trípodes de calidad.

Primero que nada debemos quitar el cuello que une el muffler con el resto del sistema de escape, para ello utilizaremos previamente el WD-40 para rociar las dos tuercas de 13mm, que seguramente deben estar agarradísimas. Luego de esperar un rato, comenzar a aflojarlas utilizando la llave de 13mm y retirar el cuello (esa especie de circulito con 2 tornillos).
Aquí en la foto pueden ver como retiro el cuello y se diferencian los dos caños.


Ahora, mirando el auto desde atrás, debemos desenganchar el muffler de esos dos bujes de goma que tiene, con un poco de fuerza salen sin problema. Una ves que lo desenganchamos, se nos va a venir al piso, así que a atajarlo.



Debemos proceder a colocar el nuevo muffler, parecería sencillo, pero si no tenemos en cuenta un pequeño detalle, va a quedar mal.
Una parte del muffler pasa muy cerca del tren trasero del auto, y si la separación es muy poca, al agarrar el mas mínimo pozo, el caño va a golpear contra dicha barra y vamos a sentir un ruido bastante molesto.
Antes de hacer el ajuste final del cuello, debemos colocar una maderita o algo que sirva para mantener separado lo mas posible al caño del tren. Luego se debe realizar el ajuste final y retirar la maderita. Debería quedar un espacio considerable entre el caño y la barra, cosa de no sentir golpes ni siquiera en un empedrado, de no ser así repetir el ajuste utilizando una maderita que los separe mas.


Así concluye todo el trabajito, el cual resulto ser bastante simple.